“Decidí no volver a trabajar con gente que no me apetecía y por eso quiero emprender”

13237590_1094057834015218_6699346532885934219_n

Cuando se habla de las motivaciones que llevan a una persona a querer emprender se suele hablar de dos categorías: por un lado está el emprendedor por necesidad y, por otro, el emprendedor por vocación.

El primero responde al prototipo de alguien que ha perdido su trabajo y/o que no encuentra un hueco en el mercado laboral por cuenta ajena. Así que decide lanzar su propio proyecto, en la mayoría de los casos bajo la forma de un pequeño negocio.

El segundo es el emprendedor del que todos hablan en la prensa, en los medios de comunicación y en los eventos de emprendimiento como modelo a seguir: alguien que no contempla la idea de trabajar bajo las reglas de otros y siempre esta buscando nuevas fórmulas para conquistar el mundo. Podría trabajar para una multinacional pero prefiere lanzar su propia startup.

13245394_1094058407348494_5054149083199213665_n

Sin embargo, a menudo se olvida que existe una tercera motivación para emprender de la que pocas veces se habla: la del emprendedor por inspiración.

En Demium, cada vez que celebramos un nuevo ALLSTARTUP -nuestro evento de selección de talento emprendedor- nos encontramos con alguno de estos últimos. ¿Y qué es eso de emprender por inspiración? Javier lo resume en la siguiente frase: “Decidí no volver a trabajar con gente que no me apetecía y por eso estoy aquí”.

Javier es uno de los participantes en la décima edición del ALLSTARTUP, donde cada cuatro meses una treintena de perfiles relacionados con las áreas de gestión de negocio, marketing, diseño y desarrollo web convergen en un fin de semana de auténtico fervor emprendedor.

emprendedor por inspiración

La frase que resume su motivación para emprender no es nueva y se trata de un arquetipo que cada vez vemos con mayor frecuencia. No es alguien que se lance al mundo de las startups por necesidad, ni tampoco porque haya sido la vocación de toda su vida. Normalmente se trata de un perfil con una dilatada trayectoria en el mercado laboral por cuenta ajena, que ha trabajado para grandes cuentas y empresas de relevancia, con un buen cargo y salario. Pero un día, de repente, descubre que no tiene ninguna motivación para levantarse y seguir con su guión laboral.

Así que lo deja todo y comienza a buscar la manera de enfocar su trayectoria, experiencia y conocimientos acumulados en el lanzamiento de un proyecto propio donde pueda dar rienda suelta a todo su talento. Y tú…¿también has encontrado la inspiración para emprender?

One Response

  • Alberto Ramirez
    septiembre 14 2016 23:43   Reply

    Hola, estoy totalmente identificado con esta publicación. Soy ingeniero de software y cada trabajo que he tenido es siempre lo mismo, inicias con todas las pilas pero poco a poco y en un corto periodo de tiempo vas perdiendo esa motivación. Yo creo que eso se debe a que siempre estas en el mismo tipo de proyectos, o muy mal administrados o con código que alguien mas hizo y no tiene ni pies ni cabeza o proyectos por demás aburridos. He pensado mucho en iniciar mis propios proyectos y ahora por fin me he lanzo a la aventura con algunos compañeros y la verdad me siento realmente motivado, espero tengamos exito

Leave a Comment