EmprendedoresHerramientas y Consejos

Emprendedores con microscopio y probeta: así funciona el método Lean Startup

By 22 mayo, 2015 No Comments

Tradicionalmente en las escuelas de negocio y universidades donde se ofrecen MBA siempre se ha insistido en la idea de que «no pongas nunca en marcha una empresa sin un plan de negocio». Planificar parece indispensable cuando quieres alcanzar un objetivo concreto.

Ciertamente el plan de negocio es una herramienta útil cuando tienes ya tienes unas métricas precias, sabes cómo se comportan tus clientes y tienes una cierta trayectoria en el mercado que te permite prever posibles comportamientos futuros. ¿Pero qué sucede si de lo que se trata es de lanzar una empresa desde cero?

En estos casos, centrar el foco en la planificación puede convertir tu plan de negocio en una especie de fábula de la lechera donde toda la estructura de tu negocio depende de unas previsiones basadas en suposiciones no verificadas.

Desde has unos años está empezando a cobrar fuerza un nuevo enfoque denominado Lean Startup, que viene a reemplazar el plan de negocio, y que ha demostrado ser más eficaz que éste a la hora de lanzar startups desde cero. En Demium, desde el principio decidimos apostar por una metodología propia basada en este paradigma para ayudar a nuestros emprendedores a lanzar sus startups. Con ella hemos logrado lanzar 20 empresas al mercado en los últimos 2 años, todas ellas vivas y creciendo mes a mes.

¿Pero qué es el método Lean Startup? ¿Y qué es lo que lo diferencia del modelo clásico del plan de negocio?

científicos

El método científico llega a la oficina

En términos sencillos el enfoque Lean Startup consiste en aplicar las fases del método científico a la creación y puesta en marcha de una empresa. En otras palabras, supone apostar por la experimentación para validar hipótesis y extraer conclusiones basadas en datos objetivos, en lugar de planificar de acuerdo a la intuición o unas previsiones abstractas.

Con el plan de negocio asumes una serie de hipótesis y en base a ellas estructuras la hoja de ruta por la que deber ir tu negocio. Lo que te enseña el método Lean Startup es que esas hipótesis debes validarlas antes de darlas por ciertas. Y el mejor modelo para validar una hipótesis es copiar lo que hacen los científicos.

Un científico no es alguien que elabora previsiones en base a su intuición o lo que parece que está bien o mal. Trabaja observando un fenómeno (en nuestro caso nuestra idea de negocio), elaborando hipótesis que confirmen o refuten una posible explicación, diseñando experimentos que le sirvan para confirmar dichas hipótesis, y estableciendo una conclusión basada en los datos analizados en dichos experimentos.

Con la metodología Lean Startup sucede lo mismo. ¿Cómo sé que mi idea de negocio resuelve un problema en el mercado? ¿De qué manera puedo estar seguro de que mis potenciales clientes van a querer usar el producto o servicio que les estoy dando? La intuición te dirá que sigas un determinado camino. Pero ese camino tiene unos costes de esfuerzo y dinero, y al final de mismo puede que te encuentres con que has gastado una elevada suma de dinero y tiempo en construir un producto, una página web o un software que luego tus clientes no van a usar.

Emprendedores

Ensayo y error

La metodología Lean Sartup te invita a que busques un grupo entre tus potenciales clientes que te sirva para experimentar. Hazles entrevistas, preséntales tu propuesta, crea un prototipo lo más simple y barato posible que cumpla con tu propuesta de valor e invítalos a usarlo. Esto es lo que se llama Producto Mínimo Viable (o MVP en sus siglas en inglés). Te servirá para ahorrar dinero, acortar plazos de tiempo y obtener datos objetivos y fiables que validen tu hipótesis inicial o te lleven a descubrir comportamientos de tus clientes con los que no contabas.

Jugar con el ensayo y error en el lanzamiento de una startup es la manera más rápida, barata y efectiva de detectar dónde te estás equivocando, corregir posibles fallos en tu modelo de negocio y crecer de una forma escalable.

Todas nuestras startups siguen este planteamiento cuando incorporan nuevas funcionalidades a sus negocios. Observa, experimenta, mide y establece conclusiones. Una y otra vez. Así trabajan los científicos y así es como funciona la metodología Lean Startup, ésa de la que todo el mundo habla y que ha venido para crear un nuevo paradigma en el lanzamiento de empresas de base tecnológica.

Leave a Reply